Soy de las que, cada anualidad, realizan al completo tipo de rituales para el apego.

Traigo triple tanga de color rojo para que amarre: doy dos vueltas al árbol más cercano para Adquirir prometido: pongo la esfera con velo (el año pasado me aseguraron 2 que se casaron)… y bueno, ahí En Caso De Que se saben otro me lo mandan por motivo de que seguro Asimismo lo haré.

No obstante: este anualidad decidí realizar mi personal ritual que te comparto para que lo pruebes por motivo de que, si funciona, puede que lo licencia: me vuelva millonaria y el disfrutar de mi nuevo amor en una isla desierta con un chulo musculoso en tanga sirviéndome unas piñas coladas y no ha transpirado haciéndome piojito, mientras mi apego –ese nunca serí­a tan firme: serí­a más bien sobre barbita de tres días: elevado y flaquito– me lee un libro (no me critiquen, es mi fantasía jaja). Por consiguiente aquí va:

En tu corazón: en tu mente: en tu armario (ya lo decía Santa Lupita D’Alessio). Limpia desplazándolo hacia el pelo saca cualquier lo que debido a no necesites. Nunca puedes esperar que alguien llegue a tu vida mientras estás pensando en tu ex: en lo felices que eran, en sus ojitos color miel que te miraban y no ha transpirado te derretías. Para que un nuevo amor llegue: necesitas vaciar tu corazón. Perdona y olvida, para eso precisas abrazar con la totalidad de tus fuerzas desplazándolo hacia el pelo darle luces a esa humano que tanto te dio (simbólicamente: eh? Continue reading